• Karla Arguello

Teoría del color

Para cualquier artista, independientemente de la técnica con la que trabaje, el conocer

los colores, su origen y comportamiento es un conocimiento imprescindible. La teoría

del color es clave para trabajar de forma correcta nuestros dibujos y pinturas. Por ello,

vamos a hacer un pequeño repaso a sus conceptos principales.

Al hablar de la teoría del color hablamos de

“un grupo de reglas básicas en la mezcla

de colores para conseguir el efecto deseado combinándolos”.

El color es una sensación producida por el reflejo de la luz en la materia y transmitida

por el ojo al cerebro. La materia capta las longitudes de onda que componen la luz

excepto las que corresponden al color que observamos y que son reflejadas.

Esta es la definición básica de la teoría, cuando hablamos de los COLORES LUZ. Pero

cuando entramos en el tema de COLOR PIGMENTO, que es con la que Faberhaus

trabaja, las combinaciones de colores interactúan de forma distinta a los colores luz,

dando efectos y resultados muy diferentes.

Los colores pigmento primarios son el amarillo, el cían y el magenta (Modelo CMYK).

La mezcla de los tres nos genera el negro.


El color pigmento se puede extraer tanto por procesos químicos como por procedimientos naturales, en función de su composición se obtiene una tonalidad u otra, y cuando ésta tonalidad ya tiene el matiz deseado es cuando se aplica a una matriz o vehículo incoloro (neutro), que funciona como aglutinante.

La mezcla de los tres colores primarios pigmento en teoría debería producir el negro, el color más oscuro y de menor cantidad de luz. Esta mezcla es conocida como síntesis sustractiva.

Cuando nos referimos a la síntesis sustractiva del color, nos referimos al color como pigmentos, como pintura. Los pigmentos no emiten luz sino que sustraen (absorven) parte de las radiaciones de la luz. Dependiendo que radiación de luz absorvan los veremos de uno u otro color. Como cada pigmento quita parte de la luz cuantos más pigmentos mezclemos más oscuro será el color que obtendremos.

Los colores primarios en la síntesis sustractiva son el magenta, el amarillo y el azul cian.


Ahora bien, si me lo permiten, me gustaría salirme un poco de la teoría. Puesto que el solo aplicar la teoría no da realmente el resultado que cada persona busca. El color , como tal, no existe, solo es una percepción, la interpretación que el cerebro hace de las señales nerviosas que le envían los ojos. El cerebro "sabe" colorear y, por eso, vemos el mundo de colores. Pero a la misma vez, esa percepcion unica, personal, está impregnada de recuerdos, estereotipos, metáforas de imagen y un sentimiento inconsciente relacionado con cada uno de los tonos.



Muchas personas, por no decir la mayoría, al sentirse decaidos, cansados, deprimidos, recurren al color para cambiar ese estado de inactividad. Otras tienden a utilizarlo para transmitir su personalidad, buscan comunicar a los demás sus sentimientos y voluntad ante la vida. El color se convierte ahora, ya no en algo teórico, sino en un instrumento personal para modificar y absorver nuestras vivencias.


Eso es lo que me apasiona del color, que se convirtió en algo que influye de una manera tan sutil a la percepción, a la memoria y a los sentimientos que nadie puede realmente expresar. El color es como ese aroma que se siente al abrir un libro y que uno inhala profundamente, como queriendo con ello vivir la historia a la que este nos va a transportar.


Espero haber causado alguna reacción en ustedes que los incline en su búsqueda. Les invito a vivirlo, a crear ese espacio y transmitir sentimientos por medio del arte y el color.

Karla





6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo